martes, 6 de noviembre de 2007

¿Qué hago?, ¿Qué hago?

Quisiera tomarme un año sabático, pero sobre todo quisiera atreverme a tomar ese año sabático. Quisiera poder dedicarme a escribir sin preocupaciones, sin preocuparme de pensar en vivir de lo que amo con horarios. Simplemente sentarme a escribir de mañana, de tarde, de noche. Inpulsarme a una madrugada que no se acabe nunca. Ya tengo el escritorio favorito, la fiel computadora, algunas malas ideas, los discos acompañantes, las ganas de atardeceres. No tengo el año sabático. ¿Llegará el tiempo de mi libertad? ¿Por qué un barco mirando el mar desde la orilla?

2 comentarios:

Sandro Aguilar dijo...

Voy a citar algo que aprendí entre ayer y hoy. Lo primero pasó en mi cama leyendo a Kafka, ya cerraba los ojos cuando leí: "Destino: Una jaula salió en busca de un pájaro". Lo segundo fue hoy, en la combi, y sobreponiéndome al infierno en manos de una revista. Luther King decía: "Da el primer paso con fe, no tienes que ver todas las escaleras, tan solo da el primer paso".
Creo que en el intersticio de esas dos islas está el timón de tu barco.

Sandro.

Nathalie dijo...

Por que? Pues pq dejó que lo sacaran del agua. Ahora mira (se mira) con nostalgia.
Recuerda cómo se goza en libertad. Tus ganas te devolverán a la mar.