jueves, 29 de noviembre de 2007

Aeropuertos


No me gusta mucho volar en avión, pero me encantan los aeropuertos. La frenética ilusión de las bienvenidas -la gente que corre hasta reventar un abrazo- y la irremediable melancolía de las despedidas. Me extraña que me emocione tanto ir al Jorge Chávez, aun cuando no sea yo la que se va. Pese a todo, con dos de mis grandes amigas, Valeria y Lorena, siempre tratamos de esquivar los aeropuertos, siempre somos tres yéndose a ninguna parte. Intentamos romper las fronteras de lo cerca y lo lejos, de las amistades imposibles sin continuidad.
Para ellas esta foto del Facu titulada: Nuestra amistad sobrevive a los aeropuertos.

3 comentarios:

Nathalie dijo...

Los aeropuertos son lo máximo, son los sitios donde uno comienza a sacar los alprazolames y el agua de azahar de la mochila, donde te comienza a entrar la compulsiva patología llamada "duty free". Donde uno quiere meterse dentro de la maleta de la persona q va a despedir. Donde uno camina con maletín o mochila al hombro, con o sin lentes de sol, alucinando ser una celebridad o un acostumbrado viajero. Yo quiero regresar al Tocumen para comprarme todo lo que me faltó comprar, al Schiphol para quemar la grasa de las piernas mientras se camina kilómetros hasta llegar a la gate q toca. Quiero sentir ese momento, cuando aún faltan 2 horas para partir del José Martí mientras meto las últimas tazas con la cara del ché. Me encantan los aeropuertos. (entre el tu y el nosotros).
Firma: Una ex-burrier.

Jorge Ampuero dijo...

Se ven muy guapas, eh...

Saludos :D

Agenda dijo...

Lo máximo la foto. Les envidio a tus amigas la dicha de poder viajar contigo. Te ves radiante. Mil besos.