miércoles, 7 de noviembre de 2007

Él dice


Tómate el año sabático! Pero no lo hagas pensando en escribir algo, sino en ordenarte, en descansar, en proyectarte, en descubrir que quieres o que no quieres hacer." Así como Iván muchos amigos aseguran que es lo que ahora necesito. Creo que tienen razón. Creo también que lo echaré a cara o cruz. Creo que estoy lista para la pobreza (exterior) que acabará en riqueza (interior). ¿Cuándo lo podría comenzar? En marzo... en abril. Debo trabajar en verano, sino me sentiría como la cigarra. Estaría bueno vivir la fantasía de la isla desierta y poder entibiarme en otoño con las medias al sol. Sin zapatos estaría autorizada a no andar con los pies en la tierra.
Un año sin lunes.

1 comentario:

angeline gigante dijo...

Que bien se integra la imagen de las medias rayadas al texto...
ya empezó..