jueves, 16 de octubre de 2008

Elegía: un gran libro, una gran película


Solo la catalana Isabel Coixet podía realizar una conmovedora y profunda versión cinematográfica de Elegía, el libro de Philip Roth cuyo título en inglés es The dying animal. Y solo Isabel Coixet, celebrada desde Mi vida sin mí, podía hacer que Penélope Cruz "funcionara" perfectamente en inglés. Esta vez, siendo una "sorprendente alumna cubana" y no la cocinera con chiles que está siempre arriba.
La directora conversó muchísimo con Roth para entender su particular visión sobre un profesor, interpretado magistralmente por Ben Kingsley, que descubre que la mayor sorpresa de la vida es la propia vejez. Kingsley se niega a envejecer rodeándose de belleza (mujeres, arte, poesía), pero su corazón ya está muerto. Llega Cruz como Consuela (bastante alegórico el nombre por cierto), para enseñarle por primera vez en su vida lo que es el amor y él la deja ir, sin saber que ella realmente lo amaba. "Dos años, dos años he esperado por esta llamada", dice Kingsley cuando se da cuenta de que todo el tiempo lo único que había anhelado era escucharla.
Es una película íntima, con escenas intensas y diálogos hermosos, y una dirección artística de primera. Coixet afirmó después del estreno en la Berlinare que «'Elegía' es una película honesta porque no pide disculpas por los deseos sexuales».

-Quería que saltasen chispas entre Penélope Cruz y Kingsley. ¿Lo ha conseguido?, le pregunta una periodista de El correo digital.
"Entre ellos se ha dado eso que siempre le aterra a un director porque no depende de él: química, una química brutal. Se nota que hay mucho cariño y respeto entre ellos en toda la película, cuando se dan la mano, en la cama, cuando discuten, se besan, se acarician".

3 comentarios:

Enzo dijo...

¿Dónde la has visto?

Erika Almenara dijo...

Hola, a mí me encanto la peli. Salimos muy conmovidos del cine. Ya estrenaron Vicky, Cristina Barcelona en Lima?
Está buenasa, también.
saludos,
Erika

Lila dijo...

Bellisima pelicula. Tema musical adecuado.Llena de sensibilidad silente que grita. Increible como el ser humano en negacion a un proceso natural se resiste a perpetuarse y no entregarse cuando llega el amor por miedo asi mismo. Dos años perdidos por no permitirse a amar sin reservas.
Me encanto.
Lila