jueves, 21 de agosto de 2008

Mientras tanto

Me gustaría mucho postear más seguido, pero no tengo acceso a blog alguno desde la oficina y no tengo Internet en casa. Me conformo con sentarme una o dos veces por semana en una cabina y escribir pequeñas cosas, que no llegan a ser reseñas, apenas recomendaciones u opiniones. Ahora estoy leyendo todos los artículos de Babelia, que están muy interesantes, sobre todo el de Horacio Castellanos "Cuando la literatura era peligrosa", sobre la dificultad de escribir en un país dominado. Me pregunto cuándo no lo ha sido, si además es un enfrentamiento constante, un descubrimiento infinito con los monstruos de cada uno. También estoy leyendo El mar de Jhon Banville.

1 comentario:

Alvarado dijo...

Suele suceder, en mi trabajo tmpoko hay salida de internt, solo una red corporativa, asi qe lo que hago de vez en cuando una noche anterior cargar todos los blogs y si los pendientes no me comen, leer algunos blogs en el trabajo mientras destapo mi termo de cafe, y leo entre pendientes algunos blogs, me gusta este,y pues hace tiempo qe yo ya no posteo en mi blog personal por falta de animo, y me hiere qe tantas historias urbanas no sean publicads, pero esqe sino hay animo y no hay esa sensacion de estar lleno pues simplemente no sirve forzar al cuentacuentos...