lunes, 4 de agosto de 2008

La revelación


Una periodista argentina escribió la historia real sobre un cajamarquino, Segundo Villanueva, que busca descubrir su propia visión de dios al encontrar incongruencias en la Biblia. Diego Ayma Ayma entrevista a Graciela Mochkofsky en Expreso sobre su obra “La Revelación”, ahora en nuestras librerías gracias a Planeta. Al terminar de escribir el libro a la propia Mochkofsky se le reveló que, finalmente, ella sí es atea.

“La Revelación” es una crónica real de un creyente peruano que buscar alcanzar y encontrar la verdad sobre Dios…
Sí, el cajamarquino Segundo Villanueva, el principal protagonista de esta historia real, lee la Biblia y cree encontrar inconsistencias entre el viejo y el nuevo testamento, entonces se hace preguntas e inicia una búsqueda para encontrar la religión verdadera y la verdad de Dios sobre los hombres. Hace una especie de pasaje histórico inverso hacia el comienzo de las religiones monoteístas. Va desde la religión católica actual, en la que nació, pasa por las iglesias protestantes y evangelistas, descubre lo que significó la reforma y el surgimiento de nuevas iglesias, va más atrás e investiga los comienzos de la iglesia católica, los inicios del cristianismo y finalmente descubre el judaísmo, que él entiende es el origen de todas esas otras iglesias y la religión que sigue al verdadero Dios.

¿Cómo descubre la historia de Segundo Villanueva?
Navegando en internet encontré en el año 2003 una carta escrita en inglés por un rabino norteamericano, Miron Zuber, que contaba brevemente la historia de Villanueva y su conversión. Él pedía dinero a comunidades judías norteamericanas para ayudar a esta comunidad peruana, al pie de esta había una dirección en Nueva York para mandar dinero y un número de teléfono. Me pareció tan extraordinaria y única la historia que él contaba que llamé de inmediato, me contestó Margalit, una peruana convertida, y así comenzó todo…

¿Qué comentarios ha recibido aquí en Lima sobre esta historia?
El comentario unánime que recibo es que nadie sabía aquí sobre esta historia, lo cual me parece razonable porque es una gente que vivió muy aislada en su comunidad, en su búsqueda y que no tuvo una presencia en los medios. También me sorprende encontrarme acá con mucha gente, incluso periodistas que ignoran todo sobre la colonia judía, por eso me parece muy gratificante devolver esta historia al Perú y a los lectores peruanos, porque también es un pedazo de historia de este país.

¿Qué cambio en usted al terminar “La Revelación”?
Cuando me encontré con esta historia y escribía el libro, terminé de resolver mi relación con la fe, había sido católica hasta la secundaria donde perdí esa fe, fue un acto de liberación, y eso quedó en algún lado, al final lo que concluí es que yo ya no creo más en Dios, que eso ya no está en mí y que soy atea. Fue un momento muy fuerte y dramático.

1 comentario:

Luis Miguel Armas Moreno dijo...

Bonito e interesante Blog. Volveré más seguido.

=)