jueves, 6 de diciembre de 2007

Frida auténtica


Las celebraciones por los 100 años de Frida Kahlo, la pintora más auténtica y "comercializada" de México siguen generando alegrías y polémicas.

El cuadro, Retrato de Alejandro Gómez Arias, que se exhibió en el Palacio de Bellas Artes como parte de las celebraciones, había sido cuestionado por la crítica Raquel Tibo, quien afirmaba que no podía ser original por su "baja calidad".

En conferencia de prensa el gobierno mexicano presentó hoy al científico Javier Vázquez para que demostrase la autenticidad del retrato. Los análisis le permitieron concluir que la obra, de 41 centímetros de ancho por 61,5 de largo, fue pintada por Kahlo en los años veinte. Pero eso no fue todo: la foto de Gómez Arias, exnovio de la artista, ha sido colocada al costado del cuadro para confirmar que le sirvió de modelo.

1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

Por ahí he leído sobre la autenticidad de este cuadro que no es sólo por la relación con la foto, sino también por el toque personal de los ojos y las cejas, un rasgo indeleble en la obra de Frida.

Saludos :D